EL SENDERO DE LOS APALACHES: Georgia…North Carolina…Tennessee…Virginia…West Virginia…Maryland…Pennsylvania…New Jersey…New York…Connecticut…Massachusetts…Vermont…New Hampshire…Maine

jueves, 15 de junio de 2017

AT021-Pearisburg (Holy Family Church Hostel) a Va.624, Newport Road, North Mountain (Four Pines Hostel)

Hola amigos,

Os comento lo que han sido estos últimos cinco días en el Appalachian Trail, todas ellas jornadas de montaña, sin contacto con lo que llamamos civilización.


Domingo, 11 de Junio

Pearisburg (Holy Family Church Hostel) a Campsite (Tent)

Se requiere mucha fuerza de voluntad para marchar de un Hostel bien acondicionado como este, con sus jardines y servicios. Son las 7 de la mañana, todos duermen y estoy a 4 millas del Appalachian Trail. 

Una vez que dejo atrás la zona residencial donde está ubicado el hostel, hago autostop, pero es domingo y no pasan apenas vehículos. Al ver que no se detiene ninguno, no me queda otro remedio que ir caminando. 

Son las 8,30h cuando entro en el Sendero. Por delante dos importantes desniveles a superar, Hemlock Ridge y la propia subida a Rice Field Shelter, donde me detengo a comer. Los Trail Ángels han dejado en un "road" comida para los Thru-Hikers. He cogido una lata de sardinas, que ha formado parte de mí comida de hoy ¡Gracias amigos por vuestra ayuda y generosidad!

Estoy muy cansado y decido no ir hasta el siguiente Shelter. Me quedaré en un Campsite con agua, a unas 7 millas de esta cabaña. Poco antes de llegar me percato de que he dejado mi libro de viaje del Appalachian Trail en la cabaña donde he comido. He de regresar, necesariamente. El libro es casi tan importante como la comida.

De regreso al Shelter tengo un nuevo encuentro con una serpiente de cascabel. Esta vez el susto ha sido aún más grande que en la anterior ocasión, porque voy caminando muy rápido y casi la piso. Os aseguro que estas cosas dan mucha "grima".

Pregunto a todos los que me voy encontrando y, algunos que han estado en el Shelter, me confirman que han visto el libro. Avanzo preocupado, por si alguien lo hubiera llevado, de ahí que vaya preguntando.

Finalmente recupero el libro ¡bien!, pero no hay sitio en la cabaña y además no hay agua. Debo avanzar unas dos millas hasta un Campsite con agua, dónde finalmente me quedo, literalmente con los músculos ardiendo. Han sido 12 millas (18 km) hechos "en vacío ".

Instalo la tienda de campaña, ceno y a dormir directamente. Ya se me ha pasado el cabreo... ¡No puedo más! Estamos un grupo bastante grande de Thru-Hiker

Posición en el Campsite  37.382686, -80.737823 y 1029 m de altitud


Lunes, 12 de Junio

Campsite (Tent) a  Baley Gap Shelter

A pesar del cansancio que tenía ayer, con los pies muy hinchados, he consigo descansar bien. Cómo todos los días que duermo en el bosque, los pájaros se encargan de despertarme. Permanezco en el saco durante más de media hora oyéndoles. El punto álgido es cuando amanece, dónde todos cantan a la vez, cómo si de un concierto se tratara. Más tarde hay un periodo corto de silencio y después cada uno canta por libre, por decirlo de algún modo, ya con menor intensidad. Es el momento de levantarse.

Desayuno, recojo la tienda y resto de pertenencias para ponerme en marcha a las 8,30h. Vuelvo a recorrer durante unas millas el mismo recorrido de ayer. El trayecto hasta el Shelter Pine Swamp Branch es relativamente llano, con pequeñas subidas y bajadas.

Hace bochorno y el tiempo está de tormenta, por lo que estoy pensando en quedarme aquí. Pero ya he comido y hasta el próximo Shelter apenas hay 4 millas. Decido ponerme en marcha, pensando que como mucho serán otras dos horas. Pero me equivoco totalmente. Sólo la última milla me ha llevado una hora y veinte minutos en recorrerla. Este dato da una idea de la pendiente que hay que superar hasta llegar al Shelter.

Al llegar, nuevo mini trail, ésta vez a por agua para cocinar y, ya de paso asearme en el río. Después de cenar nuevamente a fregar y a por agua, porque mañana no la hay en un tramo largo. Es en este segundo viaje al río, cuándo me encuentro con José "cuatro pelos", a quién hacía varias millas por delante. No le había visto desde el 1 de Junio, en Damascus. Ha cenado con sus amigos en el Shelter, antes de proseguir su viaje y he podido estar un rato con él.

Hace calor, con mucho bochorno, un ambiente ideal para un verdadero enemigo que tenemos todos los que aquí estamos: Los mosquitos. Estamos todos acribillados, los que se echan anti-mosquitos y los que no, como es mi caso.

A ver cómo se presenta mañana el día…
¡Buenas noches!

Posición en el Shelter  37.400829, -80.577064 y 1103 m de altitud


Martes, 13 de Junio

Baley's Gap Shelter a Laurel Creek Shelter

Noche templada la de hoy. He descansado regular, porque había un perro dentro del Shelter y me ha hecho varias visitas a lo largo de la noche. Viaja con un Thru-Hiker. He visto numerosas personas que hacen este viaje con su perro, al que equipan con unas alforjas, en las que llevan su propio sustento.

Estos días procuro levantarme sobre las seis, para ponerme en marcha a las siete en punto. Cuándo llegue el verano, que está a la vuelta de la esquina, adelantaré la salida de forma que coincida con el amanecer, con el fin de evitar el calor todo lo posible.

Ha sido empezar la jornada y ya tengo delante Wind Rock Mountain, para después bajar hasta el Shelter War Spur, donde preparo mi comida y descanso un rato.

Para la tarde Rocky Gap Mountain, un auténtico suplicio por el fuerte desnivel que tiene y por el calor que hace. Ha estado de tormenta y todos nosotros hemos pensado que nos pillaría subiendo esta montaña, pero finalmente no ha llovido. Subiendo he tenido otro encuentro con una serpiente. Pienso que me encontraré con muchas otras hasta llegar a Maine, así que debo tener cuidado, especialmente en zonas donde hay hierba alta.

Llego a la cabaña dónde pasaré la noche sobre las 16h. Después de instalarme y asearme en el río, decido cenar, sin esperar más. Hoy tengo algo nuevo que compré hace unos días: Jamón cortado en grueso. Lo aso con aceite y lo como con tortillas mexicanas. ¡Está bueno!

Aún permaneceré dos días en el bosque antes de llegar a algún lugar donde poder comprar provisiones. No tengo butano ni siquiera para mañana. Esto me obligará a pedirle un favor a algún compañero o ha hacer fuego con leña. Tengo ganas de comprar fruta, yogures y este tipo de cosas.

Ayer cuando fui al río a asearme, metí los pies al agua y, en unos segundos, me picaron algunos bichos en los tendones de los dedos, haciéndome sangre enseguida. Me han producido una especie de ulceras, con fuerte escozor. Ki i Trato de curarlas con lo que tengo: Alcohol y betadine. Un incordio más de los muchos que tengo... A ver si mejoran para mañana.

¡Buenas noches!

Posición en el Shelter  37.359137, -80.420813 y 864 m de altitud


Miércoles, 14 de Junio

Laurel Creek Shelter a Va.620, Trout Creek, Miller Cove Road (Tent)

Me levanto muy pronto porque voy a tratar de hacer tres Shelter en la jornada, con el fin de poder guardar un día de descanso en Daleville, aprovechando que he de ir a esta ciudad a la Post Office. Es muy difícil, pero lo voy a intentar.

Inicio el camino a las 6,45 horas, sin apenas desniveles de mención. Continuo caminando por Jefferson National Forest. En unas pocas millas tengo ante mí Sinking Creek Mountain, una montaña difícil de subir, que tiene su colofón en el Shelter Saber Hollow. 

Cuando alcanzo la segunda de las cabañas ya son las 13:30h. Aprovecho para comer. Cocino pasta de sobre con salchichas, que tengo que comer sin terminar de cocer, porque se me ha acabado el propano, aunque casi que me da igual, porque estoy con un pie en el canibalismo. Después descanso hasta las 14:30h

Hasta el próximo Shelter hay 10 millas. Mucha distancia pero lo voy a intentar. Calculo que me llevará entre 5 y 6 horas, en función de lo que me encuentre. Hace mucho calor, bochorno. En el trayecto he de superar Audie Murphy Mountain, que tiene su altura, pero el trazado es bueno y la subida continuada.  Como no tengo propano, por el camino pienso en hacer un fuego para cenar.

Pero todo cambia al rato de llegar a la cima de esta montaña. El cielo se torna negro por momentos. En un abrir y cerrar de ojos, comienza a tronar sobre nuestras cabezas y a llover con mucha fuerza. Os aseguro que da su cosa una tormenta a gran altura, y más entre arboles con viento. Lo primero que pienso es: Adiós mi fuego para cenar.

No consigo llegar al tercer Sherter. Me quedo un poco antes, porque según el libro del Appalachian Trail hay agua. Este lugar se llama Trout Creek, Miller Cove Road. Llego aquí con los pies hundidos. Llueve mucho, pero monto la tienda de campaña como buenamente puedo, porque me estoy quedando frío y necesito cambiarme de ropa. El agua, el barro, la suciedad en definitiva se adueñan de la situación.

El agua que hay en este lugar es la que lleva el rio, pero hoy baja marrón por la tormenta. No tengo agua y hw de conseguirla para preparar la cena y también para hidratarme, lógicamente. He visto dos casas cuando he bajado de la montaña. Me dirijo a la primera de ellas, una casa de madera muy bonita y bien iluminada. Por el camino, un montón de carteles advirtiendo de que entras en propiedad privada. De fondo ruido de tiros, uno a uno y en ráfagas. Pienso: Hay que estar muy chalado para estar haciendo prácticas de tiro con la que está cayendo. Pero centrándome en la vivienda. Llamo a la puerta y me sale una mujer por una ventana lateral que está entre abierta. Le explico que soy Thru-Hiker, que no tengo agua y si me haría el favor de rellenar mis botellas. De forma desairada me dice que no. Incrédulo por la respuesta, permanezco un tiempo en la puerta con mis botellas, hasta que decido irme. De este sitio puedo decir que una mujer me ha salido a la ventana, pero también puedo y debo decir a la Señora no la he visto por ningún sitio.

Decidido a conseguir el agua que me hace falta me dirijo a la segunda casa, la cual parece de un granjero. No hay nadie. En el porche, frente a la puerta, un montón de botellas de cerveza por el suelo (vacías …jjj). Está todo cerrado. Pienso que siendo granjero tendrá alguna manguera con agua en algún lugar. Efectivamente, en uno de los cobertizos hay una manguera. ¡Ya tengo mi agua!

Vuelvo al Campsite, donde hay instaladas unas cinco tiendas de campaña. Tengo el agua, pero aún no tengo el propano, que me lo facilita un compañero de esta locura que es el Appalachian Trail. Dentro de la tienda, cocino mi último sobre de pasta con unas salchicha. Para mañana solo tengo dos barras energéticas y unos caramelos. Mal rollo… ¿Por qué me ha pasado esto con la comida y el propano? Pues sencillamente porque tuve que volver a por el libro del AT el pasado domingo, perdiendo prácticamente un día en mí viaje a Maine y consumiendo provisiones.

Organizo todo como puedo y me voy a dormir. No puedo más... Me duelen los pies y tobillos una barbaridad, pero sobre todo me siento fatal por lo del agua, algo que no puedo asimilar, pero el día aún ha podido ser peor, así que contento con lo que tengo.

¡Buenas noches!

Posición en el Shelter  37.390045, -80.196012 y 456 m de altitud


En el día de hoy, 15 de Junio

Va.620, Trout Creek, Miller Cove Road (Tent) a Va.624, Newport Road, North Mountain (Four Pines Hostel)

Hoy tampoco se ha desarrollado el día según lo previsto. Han sido apenas 8 millas las recorridas. El ascenso a Cove Mountain ha sido súper difícil. Estamos ante una montaña con un cresterío complicadísimo, con muchos tramos de piedra, muy técnicos y con grandes desniveles. En el camino, muchos carteles advirtiendo de la peligrosidad de esta cima.

Cómo siempre, salgo indemne de las zonas peligrosas para tener un percance en lugares no complejos. Esta vez ha sido bajando. Una rama ha quedado enganchada en mi mochila, me ha desestabilizado y he caído sin poder hacer nada para evitarlo. Gracias a Dios los arbustos han impedido que cayera ladera abajo. Las heridas y contusiones que tengo son leves y no son preocupantes, aunque tardarán unos días en curar.

Llego al Hostel hecho una porquería, pensando en asearme, curarme, lavar la ropa y proseguir viaje, pero decido quedarme porque hoy también está de tormenta. 

Estoy harto de la comida y decido hacer una tortilla española ¡grandota! Para que mis compañeros Thru-Hiker prueben lo que es comida de verdad. Pero no tengo nada para hacerla, así que me pongo manos a la obra. Me dirijo a la casa del dueño del hostel, donde me atienden su mujer y su hijo. Les explico lo que deseo hacer. Al rato tengo en mis manos 12 huevos, 1 cebolla, patatas y una botella de vino que hacen ellos y además me lleva en su coche hasta la cabaña de lis Thru-Hikers porque llueve como si se acabara el mundo (he hecho bien en quedarme). ¡Gracias!

A la cocina. Pico las patatas y la cebolla, pero no hay aceite. Pregunto a varios de los presentes, pero no tienen ni idea. Ni os imagináis lo que querían echarle a la tortilla. Hablo con el dueño del hostel y me trae una botellita pequeña de aceite de girasol. Le digo que hace falta más, pero se acabó. Haré la tortilla aunque sea para mi solo. Por fin dos yankees me ayudan, uno de nombre Billy. Empleo toda la cebolla, unas pocas patatas y los 12 huevos, el resto a la basura. La sartén es de las que se pega todo, para dar vistosidad al cocinero. Al final ha quedado un revuelto, pero hemos cenado y gratis. La mayoría de Thru-Hikers comiendo "sus cosas". Definitivamente la cocina no les interesa lo más mínimo y deberían de prestar la máxima atención a lo que comen. Ah!, el vino regular, parecido al de pitarra, pero no ha quedado nada.

Mañana Dios dirá…

Posición en el Hostel  37.365828, -80.152968 y 591 m de altitud

Os dejo con esta magnífica canción: "The thunder rolls" de Garth Brooks

Un abrazo


2 comentarios:

  1. Hola Jon!! Culebras, mosquitos, caídas, volver a recorrer el mismo camino, lluvia, ... y encima la tortilla española es un revuelto. ¡Uff! Esto último si que duele. La sartén se pega. ¡Qué rabia me da! Bueno, hacer el mismo recorrido dos veces no me hace gracia tampoco. ¡Ah! Los mosquitos no los quiero ver ni en pintura. Y pensándolo bien, la lluvia es desagradable, guarra, sí, sí no es nada limpia,...¿Pero sabes una cosa? "It is awesome" todo lo que veo a mi alrededor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Basajaun (Jon Galdos)16 de junio de 2017, 10:14

      Totalmente de acuerdo contigo Sonia...
      Con frecuencia en el camino me pregunto: ¿Porqué estoy aquí? Pienso que tratando de cumplir un sueño, ese tipo de sueños que dejan para siempre una huella imborrable en el alma de una persona y que te hace crecer como persona en todos los sentidos. Quizá sea esto, o quizá simplememte que estamos locos de atar todos los que intentamos superar el Appalachian Trail de una tirada...jjjj
      En todo caso: It is awesome!
      Un abrazote Thru-Hiker

      Eliminar