EL SENDERO DE LOS APALACHES: Georgia…North Carolina…Tennessee…Virginia…West Virginia…Maryland…Pennsylvania…New Jersey…New York…Connecticut…Massachusetts…Vermont…New Hampshire…Maine

viernes, 30 de junio de 2017

AT028-Bearfence Mountain Hut a Tom Floyd Wayside Shelter

Hola amigos,

Os comento lo sucedido en el Appalachian Trail estos últimos días.


Jueves, 29 de Junio

Bearfence Mountain Hut a Thornton Gap, US.211 (Luray  - Open Arms Hostel)

Duermo solo en el Shelter, con varias tiendas de campaña instaladas en los alrededores. Hoy si he podido dormir y descansar, aunque ha habido animales alrededor de la cabaña.  Son las seis de la mañana y siento que la noche ha pasado sin que me diera cuenta. He de ponerme de nuevo en marcha. Reconozco que me cuesta, más aún si hace algo de frío.

Después de desayunar, inicio el recorrido dirigiéndome hacía el Sendero. El Shelter está un poco alejado  de la ruta, algo que llevo regular, tirando a mal, ya que añades kilómetros a la ya abultada cifra.

La jornada de hoy no presenta grandes desniveles y discurre en general por encima de los mil metros de altitud. Quizá la subida a Rock Spring Cabin&Hut sea lo que me ha parecido mas laborioso. Y ya al finalizar el día, The Pinnacle Mountain, para poco después, bajar pronunciadamente desde Marys Rock a Thornton Gap US.211

Al llegar a este punto hago autostop para ir al Hostel Open Arms at the Edge que se encuentra en la ciudad de Luray, distante varias millas. En esta ocasión tengo mucha suerte y se detiene el primer coche que pasa. Al volante un hombre joven muy simpático llamado Ken. Me lleva hasta la misma puerta del Hostel, mientras hablamos del Appalachian Trail y del Parque Nacional Shenandoah, que estoy recorriendo. Nos despedimos con un abrazo.  ¡Gracias Ken! Mi Trail Ángel de hoy…

Ya aquí en el Hotel me reciben Alison y su hijo Lee. Por fin puedo asearme, lavar toda la ropa y el saco de dormir. 

Sobre las siete de la tarde, ella nos lleva en su coche al centro de la ciudad, a mí y a otros dos compañeros, para ir a cenar a un restaurante mexicano y comprar algunas provisiones en un Market próximo. El restaurante, de nombre "Rancho viejo", debo decir que muy bien. He cenado arroz con camarón, que les ha llevado su tiempo cocinarlo, y una cerveza de México. El restaurante bonito, con decoración típica de ese país y a rebosar de comensales. La atención del maître Emilio magnífica. Después, casi sin tiempo material para ello, corriendo a realizar la compra. Alison nos viene a recoger para llevarnos de nuevo al Hostel, en cuyo porche permanezco hasta bien entrada la noche, junto a otras personas. Realmente se está muy bien y da pereza irse a dormir…

¡Buenas noches!

Posición en el Hostel:  38.669312, -78.433338 y 253 m de altitud


En el dia de hoy, Viernes, 30 de Junio

Thornton Gap, US.211 (Luray  - Open Arms Hostel) a Tom Floyd Wayside Shelter 

Como en otras ocasiones que he pasado la noche en un Hostel, he dormido poco, incluso en ésta ocasión, en la que he dispuesto de una habitación para mí solo. Supongo que de alguna forma te haces a dormir en el suelo en el bosque y cuándo tienes una cama pues no consigues dormir bien.

Tener todo limpio es un gustazo y da ánimos para continuar. En el Hostel hay un gran mapa mundial colgado de la pared, en el que están pinchados alfileres de colores, que representan a los Thru-Hikers en relación a sus países de origen. Ya hay dos alfileres, uno en Madrid y otro en Bilbao.

Alison son devuelve en su coche al Appalachian Trail, al punto donde dejamos ayer la ruta. Nuevamente hoy intentaré hacer al menos veinte millas. Sobre el papel, el trazado es más complejo y con más desnivel que en la jornada precedente.

El ascenso a los diferentes Skyline Drive, al menos en número de cinco, situados en otras tantas cumbres, ha sido lo más laborioso del día. En uno de ellos, Elkwallow Gap Wayside, coincido con "Churchill " para comer.

Llego a mi destino agotado, pero aún tendré que hacer un esfuerzo añadido: Conseguir agua. Esto supone bajar por la ladera durante un largo rato y volver a subir. A mí me ha llevado media hora este "trail water".

Ceno en el Shelter con Julia y Jonás. Compartimos los chorizos y el queso (¡les ha encantado Sonia!) y la pasta que han cocinado ellos, que también está muy rica, mientras hablamos de mil cosas. Después, ellos se van a caminar otras dos millas, mientras que yo me quedo a pasar la noche en la cabaña.

Hoy se cumple el segundo mes en el Appalachian Trail, el segundo curso en mi particular licenciatura de montaña. Poco a poco he ido dejando atrás las grandes cumbres de Georgia, con sus profundos y cerrados bosques, las maravillosas Cherokee Smoky Mountains, etc., para dar paso a un tipo de bosque más abierto y amable, aunque también tenga lo suyo. Sin lugar a dudas, este mes ha sido más llevadero que el primero, posiblemente debido a la experiencia acumulada. Debo tener en cuenta y combatir el hecho de que la fatiga psicológica está llamando a mi puerta.

Además de haber llegado hasta aquí, quizá el logro más importante en este mes haya sido el haber conseguido frenar la caída constante de peso. He llegado a verme con 10-11 kilos menos, pasando a ser algo así como un montón de huesos envasados al vacío con mi propia piel. Sin duda debo descansar unos días y tratar de olvidarme del color verde, para iniciar el tercer mes en el Appalachian Trail con ilusión y ánimos renovados e ir durante este próximo mes a por ese tercer curso que me proporcionará una diplomatura y me situará a las puertas de conseguir el objetivo que pretendo, ese sueño que aún habré de bañar con mucho sudor…

Ya daba por hecho que estaría solo en el Shelter, pero al anochecer, mientras escribo esto, llega el que será mi compañero de sueños. Hablo un poco con él mientras me meto en el saco de dormir. Su nombre Jerry. Esta claro que el día no terminará aquí. Al cabo de unos minutos se acerca otra persona, que más tarde se presentará como Stuard. Habla primero con Jerry y después me llama para preguntarme se quiero tomar un vino con ellos. De un brinco me levanto del saco y me acerco a la mesa que está frente al Shelter. Me sirve el vino, lo huelo y, sin probarlo, le digo que está muy bueno. Me responde que es de Francia. 

Y aquí estamos, completamente a oscuras, bajo los arboles y las estrellas, hablando de nuestros países y aficiones. Se incorpora a la mesa Susan, la esposa de Stuard. Durante hora y media permanecemos juntos los cuatro, felices…, compartiendo nuestras vidas y un magnífico vino, mientras pienso que éste es el mejor cierre posible para el mes de Junio en Appalachian Trail. ¡Thanks Stuard por tu generosidad y amabilidad!

¡Felices sueños! 

Posición en el Shelter:  38.850302, -78.163557 y 628 m de altitud

Os dejo con la canción "Another try" de Josh Turner

Un abrazo



2 comentarios:

  1. Animo Jon,k ya tienes la mitad casi hecho txapeldun.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eskerrik asko Eneko!
      Espero en unos pocos dias situarme en la mitad del Appalachian Trail. Echo la vista atrás y me parece increíble haber llegado hasta aquí... De Harpers Ferry espero salir con ánimos renovados, volviendo a la disciplina que me impuse al inicio de este desafio; esto es, mantener una media diaria de 25 kilómetros. Un abrazo

      Eliminar